La oportunidad del gas natural frente a la crisis financiera y climática

http://www.gnvmagazine.com/detalle_opinion.php?id=87

A los ya importantes problemas ambientales que sufre el mundo con motivo de las masivas emisiones de gases del efecto invernadero producidas principalmente por los países más desarrollados, se le agrega ahora una de las crisis económicas más complejas desde el famoso crack financiero de 1930.

Lamentablemente, más allá de las costosas medidas tomadas por los países centrales, especialmente Estados Unidos y la Unión Europea, los mercados bursátiles continúan cayendo día a día y las dificultades comienzan a traducirse en un proceso recesivo a escala internacional que alcanza a todos por igual.

En este contexto de crisis cruzadas, la económica y la climática, se vuelve cada vez más imperiosa la necesidad de abordar los problemas históricamente postergados. Uno de ellos, sin duda alguna, es la cuestión energética que repercute ampliamente en ambos escenarios.

El mundo, que ya había comenzado a prestar mayor atención a las fuentes de energía más limpias y renovables, ahora también posa su mirada sobre los aspectos económicos de las mismas. Como ha planteado recientemente el ex vicepresidente de los Estados Unidos y Premio Nobel de la Paz de 2007, Al Gore, la crisis financiera constituye una oportunidad para un nuevo modelo energético y no un obstáculo, ya que constituye una apuesta y creará riqueza y bienestar a mediano plazo.

En medio de un escenario con estas características, naciones de distintas regiones del mundo vienen avanzando en la búsqueda de combustibles alternativos que representen un considerable ahorro para las cuentas públicas y privadas, a la vez que permitan el reemplazo del petróleo de manera inmediata. Sin dudas, el combustible que cumple estos requisitos por sus condiciones propias es el gas natural.

Todos los países que cuentan con importantes reservas del fluido gaseoso están discutiendo la posibilidad cierta de convertir sus matrices energéticas al gas natural, principalmente en lo que hace al transporte automotor, tanto de pasajeros como pesado y particular. Desde Estados Unidos, donde destacadas personalidades del ámbito privado y los principales candidatos presidenciales y legislativos introdujeron el GNC en sus plataformas electorales, hasta la Unión Europea, Rusia, China, Paquistán y otros países asiáticos y latinoamericanos.

La crisis financiera y ambiental representa entonces, como indica también el famoso proverbio chino, una nueva oportunidad para el gas natural y la industria dedicada al desarrollo de tecnologías para sus diversas aplicaciones. De todos modos, esta ventana que se abre deberá ser correctamente conducida por quienes tienen el poder político para tomar las decisiones en cada país. Los márgenes de error cada vez son menores y la conciencia ciudadana crece día a día. Es la hora del gas natural.

GNV Magazine.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: