Caída de precios del crudo reducirá ingresos por IDH

http://www.eldiario.net/

Bolivia, 31 de octubre de 2008

Un panorama incierto para prefecturas y municipios

Pozos de gas. La venta de este energético a países vecinos subió en su cotización por el alto precio del crudo, pero ahora bajará por el bajo precio de éste.

• Gobierno realiza cálculos para elaborar su Presupuesto General para el 2009, y se toma tiempo ante el comportamiento cíclico del precio del barril de petróleo.

Los ingresos estatales por la exportación de hidrocarburos se vendrán abajo junto a la caída de la cotización internacional del precio de petróleo, vaticinó el experto en hidrocarburos, Boris Gómez Úzqueda, quien sometió a análisis ese tema y concluyó que esa pérdida rondará al menos los 400 millones de bolivianos.

Las proyecciones del experto en hidrocarburos son que en 2009 los municipios recibirán un recorte de más del 15 por ciento en sus presupuestos “echando por tierra muchos de sus proyectos urbanos”, explicó Gómez Úzqueda.

De ser así, de haber dispuesto en la presente gestión 2008 por concepto de Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH) en arcas municipales de cerca de 2.800 millones de bolivianos gracias al precio de 110 dólares por barril, “para la próxima gestión habrá una baja de al menos 400 millones de bolivianos”.

“Con alto impacto en sectores sociales, cinturones suburbanos y de pobreza en las principales ciudades del país, lo que volverá a poner en cuestionamiento la acción gubernamental”, dijo.

Caída en precios

La reducción en el precio de barril de petróleo estadounidense (West Texas Intermediate WYI) –por la crisis económica mundial–, llegó a 63 dólares, tras sobrepasar en julio los 147, comportamiento que obligó al gobierno del presidente Evo Morales Aima a reformular el Presupuesto General de la Nación (PGN) 2009.

A la fecha, el Poder Ejecutivo aún analiza el PGN para el próximo año, para lo cual utiliza parámetros mundiales del precio internacional del barril de petróleo para fijar los ingresos económicos por la venta de gas natural en BTU (unidad térmica británica), a los mercados brasileño y argentino.

Esos dividendos, traducidos en alícuotas como el IDH, principal fuente de ingresos públicos, son distribuidos en impuestos al Tesoro General de la Nación (TGN), prefecturas, municipios y universidades públicas.

En días pasados, el Ministro de Planificación del Desarrolló informó que el Ejecutivo tomó como promedio el precio del barril de petróleo el 2009 en 73,5 dólares, y ya no en 66 como lo hizo con el Presupuesto 2008.

Sin embargo, la Federación de Municipios de Bolivia (FAM), que agrupa a 329 municipios, alertó que el 2009 sus ingresos bajarán de 2.729 millones de bolivianos (unos 387,6 millones de dólares) a 2.427 millones de bolivianos (344,7 millones de dólares), recursos vitales para la inversión pública regional.

El Poder Ejecutivo aún no emitió un informe de cuál será la merma de recursos económicos para el TGN, prefecturas y universidades. Pero que reconoce que habrá una baja de recursos, que podría afectar al pago de la Renta Dignidad, pero las autoridades aseguran que la cancelación está garantizada.

Efectos sociales

Para el consultor en energía e hidrocarburos y gerente de un influyente grupo empresarial en Santa Cruz, Boris Gómez Úzqueda, si bien reconoció que es “difícil pronosticar cuál será el precio del crudo a nivel internacional, lo que sí es evidente es que afectará ingresos estatales por venta de hidrocarburos”.

Explicó que inclusive el quinto exportador de crudo del mundo, Venezuela, tuvo que readecuar su presupuesto nacional ajustando el precio del barril de petróleo en 60 dólares.

De esa manera, lamentó que cuando el precio del barril estuvo en picos altos floreció una “indiscutible angurria” de algunos “malos dirigentes estatales que buscaron fagocitar todos los recursos IDH de prefecturas y municipios”.

Consultado por EL DIARIO Gómez Úzqueda dijo que “muy infortunadamente se despilfarró dinero en campañas oficialistas que además de desprestigiar al modelo autonómico, empobrecer la gestión de las entidades subnacionales (como prefecturas y municipios) crearon peligrosos hábitos rentistas en la población a través de ‘bonos’ que van contra el espíritu de inversión en infraestructura”.

Pérdida de oportunidades

El consultor explicó que la confrontación política generó “pérdida de oportunidad” de haber aprovechado esos dineros en carreteras, servicios básicos y otros.

Dijo que la crisis económica internacional y el descenso de precios del barril de petróleo “van a acelerar una caída de los ingresos estatales y por consiguiente la batalla final por el IDH la ganará la merma en ingresos por venta de hidrocarburos. Tanto acaparar todo, al final del día será un factor externo (caída de precios de barril) que complicará aún más la distribución de los pocos recursos que el país dispone. Por ello habrá menos dinero para gasto”.

Aunque no se animó a pronosticar explicó que “si el precio del barril del petróleo se llega a ‘estabilizar’ (dado su carácter cíclico) en 70 dólares en 2009 (ahora ya va por 60) los que más sufrirán recortes por ingresos, serán los Municipios”, que sufrirán para el cálculo del PGN recorte de un buen porcentaje de sus presupuestos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: