Rompiendo barreras

http://beta.americaeconomia.com/183976-Rompiendo-barreras.note.aspx

AYERInfraestructura

Una iniciativa privada busca unir de este a oeste a América Latina: el Corredor Biocéanico Central podría aumentar en 10 veces los millones de toneladas que anualmente transitan por el paso Cristo Redentor, entre Argentina y Chile.
por Patricia Zvaighaft

El Corredor Biocéanico Central contempla la rehabilitación del Tren Trasandino.

Buenos Aires. Unir el océano Pacífico con el Atlántico de una manera expedita y que permita aumentar significativamente el intercambio comercial, acercar aún más mercados como el europeo y el asiático, y además reducir los costos de envío y transporte es una idea que no deja de entusiasmar a varios representantes de los gobiernos de Argentina y Chile, y por sobre todo a empresarios y exportadores.

Esa es la idea central propuesta por el grupo argentino Corporación América (CASA), propiedad del empresario Eduardo Eurnekian. Para lograrlo se busca construir el Corredor Biocéanico Central, que además de la rehabilitación del ferrocarril transandino, contempla la construcción de un túnel de baja altura que unirá las localidades de Luján de Cuyo, en Argentina, y Los Andes, en Chile. Esto permitirá unir Buenos Aires y Valparaíso en un sistema abierto de trocha unificada.

Actualmente, el paso internacional Cristo Redentor, que une ambos países, es el área que concentra el mayor intercambio comercial entre las dos naciones vecinas, y además transita el 66% de las cargas entre el puerto de Valparaíso y el Mercosur. Sin embargo, debido a la altura y las condiciones climáticas se ha convertido más en un problema que en una solución. Por las intensas nevadas en la Cordillera, el paso debe cerrarse varias semanas al año, retrasando entregas e incluso perdiendo algunas. Además, con un tránsito 5 millones de toneladas anuales, ya está llegando a su punto de saturación.

Según explicó Hugo Eurnekian, responsable del proyecto, el corredor biocéanico se convertirá en un eje importante porque conecta horizontalmente a las principales ciudades de Argentina y Chile. Por el lado argentino: Buenos Aires, Córdoba, Rosario, San Luis y Mendoza, y al otro lado de la cordillera con Valparaíso y Santiago.

La iniciativa. En el 2006 los gobiernos de Argentina y Chile lanzaron la convocatoria para la licitación del ferrocarril trasandino, que con una inversión cercana a los US$ 300 millones, pretendía la reactivación del tren con el afán de permitir otra vía de conexión para el comercio, que pudiera aumentar el flujo de intercambios y reducir los tiempos de transporte.

Sin embargo, la iniciativa fue declarada desierta el 31 de enero de este año, después de casi ocho meses de retraso según el cronograma planteado en un comienzo, luego de que la única oferta recibida (de un grupo argentino-chileno encabezado por la argentina Tecniagua) no reuniera las condiciones técnicas necesarias.

Tras ese tropiezo, Corporación América presentó a los gobiernos de Chile y Argentina una iniciativa privada para ejecutar el proyecto del Tren Transandino, que superaba al proyecto anterior al contemplar la construcción de túneles de menor altura, menos vulnerables a las fuertes tormentas de nieve. En la ocasión, el consorcio señaló que el anterior proyecto del ferrocarril trasandino era una solución incompleta al problema, además aumentaba sólo 4,25 millones de toneladas adicionales al año y el paso continuaba quedando expuesto a los factores ambientales.

Así el nuevo proyecto de Corredor Bioceánico quedó a la espera de una respuesta de ambos gobiernos. El 14 de agosto el Ministerio de Obras Públicas de Chile, por instrucción de la presidenta Michelle Bachelet, declaró como de “interés público” la iniciativa, y lo mismo hizo el gobierno argentino, un mes después, el 3 de septiembre pasado. Con esto se pudo dar inicios a los estudios de factibilidad técnica que requería el proyecto, el primero de una serie de pasos hacia su concreción.

Ahora, ¿qué es lo que podría convertir ejecutable a una iniciativa como ésta, considerando el poco interés generado por el proyecto anterior? Eduardo Rodríguez, ex embajador de Chile en Argentina y representante de CASA en Chile, señaló a AméricaEconomía.com que la diferencia con el anterior es “una sola, simple y clara: el tren se saturaba con 5 a 7 millones de toneladas. Lo que ha estudiado el grupo CASA es que para que se cumpla que la mercadería del Mercosur salga hacia el Pacífico, estamos hablando de 30 millones de toneladas, por lo tanto iba a quedar obsoleto igual. Esa es la gran diferencia”.

Y agregó que el área comprendida por la V región (Chile), Mendoza y Buenos Aires (Argentina), Montevideo (Uruguay), Porto Alegre y Santa Catalina (Brasil) y Asunción (Paraguay) es “la región que tiene la mayor producción del área, lo que este proyecto pueda ser rentable”.

Juan Gabriel Valdés, ex ministro de Relaciones Exteriores de Chile, también destacó la iniciativa. “La capacidad nuestra de influir es asociarnos con nuestros vecinos de América Latina y ser canales de la región hacia los países del Asia y del Pacífico, y al mismo tiempo utilizar los países del Atlántico, como Argentina y Brasil, para llegar a la otra cuenca fundamental del comercio mundial, que es el Atlántico, Europa y los Estados Unidos”.

Hugo Eurnekian, responsable del proyecto, explicó que la iniciativa “excede el mero cruce e integra toda la región, se basa en el rol estratégico del Pacífico en el futuro mediato. Hoy la capacidad de tráfico de 5 millones de toneladas ya está saturada, y reviste además una falencia de más de 60 días de interrupción de paso al año”.

En tanto, el embajador argentino en Chile, Ginés González, resaltó la voluntad que han manifestado las dos presidentas Bachelet y Cristina Fernández frente a la iniciativa. “Tenemos voluntad política, tenemos empresarios dispuestos a tomar riesgo y tenemos los factores económicos y los históricos – culturales”, enfatizó.

El proyecto. La iniciativa presentada por el grupo argentino tiene como pilar central la construcción de un túnel de baja altura que atravesará la Cordillera de Los Andes, con altura promedio de 2.000 a 2.500 metros. La primera opción presentada contempla un túnel de 33 kilómetros de largo, que permitiría transportar 34 millones de toneladas y debería cerrar cerca de 20 días al año.

Sin embargo, la alternativa más ambiciosa podría contemplar un túnel con una extensión de 52 kilómetros, que permitiría el tránsito de 62 millones de toneladas y que podría funcionar sin interrupción durante todo el año. Todo dependerá de los estudios de factibilidad que se están realizando y que deberían finalizar a comienzos del 2009. La obra también contempla la rehabilitación del Tren Transandino Central, que se comenzó a construir en 1872 y que se inauguró en 1910, pero que quedó fuera de servicio en 1984. La iniciativa contemplaría una inversión estimada en US$ 3.000 millones, aunque esa cifra puede variar de acuerdo al resultado de los estudios previos.

En el actual contexto, es necesario contar con un medio de transporte seguro, confiable, eficiente desde lo energético y de capacidad acorde a la demanda futura, asegura Hugo Eurnekian. “El ferrocarril tiene un 82% de siniestralidad menor que el transporte automotor, en tanto que consume un 69% menos de energía. Al no existir impacto climático, la confiabilidad es rotunda, así como la capacidad de transporte, diseñada para el intercambio potencial a más de 20 años”, sostiene.

El argentino Eduardo Eurnekian, titular de Corporación América y principal impulsor del proyecto señala que “hay una necesidad estratégica de contar con un paso hacia Chile y hacia el Pacífico que aproveche toda la infraestructura existente del lado argentino: tenemos un ferrocarril que va desde Buenos Aires hasta Mendoza; tenemos una serie de rutas y caminos que convergen hacia la ciudad de Mendoza. Y si pensamos que lo único que hay que hacer es cruzar una montaña para llegar al Pacífico, si lo vemos en el contexto global, realmente lo que se piensa alrededor de la (magnitud de la) inversión pierde relatividad”, dice.

Respecto a los plazos del proyecto, Eurnekian sostuvo que hay por delante al menos 18 meses para hacer los estudios técnicos, que han sido encomendados a dos empresas extranjeras que definirán la traza del proyecto, lo que a su vez permitirá establecer el monto de la inversión. Los estudios comenzarán en el verano de 2009 y continuarán el año siguiente, ya que debido a las condiciones climáticas desfavorables sólo es posible hacerlo en verano. Una vez concluidos los estudios, se podrá llamar a licitación.

Nueva normativa. Además de los aspectos técnicos y financieros que requieren de un análisis profundo para la ejecución del proyecto, se ha abierto el debate respecto de si es necesario el establecimiento de una nueva normativa que regule un proyecto de tal envergadura y que involucra a dos países. Principalmente debido a la importancia de establecer reglas claras para el tránsito comercial, específicamente en aspectos tributarios.

Consultado sobre si la normativa existente es suficiente para llevar adelante el proyecto, el ex ministro Valdés dijo a título personal y sin que ello represente una opinión del Gobierno chileno que “sería bueno que una vez que el proyecto esté lanzado, los dos países establecieran un grupo de trabajo que mirara la institucionalidad que tenemos hoy”.

Que se haya declarado de interés público por ambos gobiernos es algo fundamental según Eduardo Eurnekian, ya que será necesario compatibilizar una serie de normas comunes: “No puede haber una norma del lado argentino y otra norma del lado chileno, llamar a una licitación internacional y que haya que cumplir requisitos de las leyes chilenas y requisitos de las leyes argentinas, aduanas de ambos lados, etcétera”, explicó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: