YPFB: ¿Un modelo del nuevo Estado?

http://correodelsur.com/2008/1127/reader.shtml?ypfb.htm

Además de las relacionadas con la ya crónica escasez de combustibles en gran parte del territorio nacional, durante los últimos se han difundido dos noticias que dicen mucho sobre la situación de YPFB y lo que se puede esperar de esta empresa en el futuro próximo.

La primera de ellas, ya abundantemente comentada y cuestionada por expertos en el área financiera e hidrocarburífera, es la relativa a la decisión gubernamental de echar mano a las Reservas Internacionales Netas (RIN) para otorgar mil millones de dólares a la empresa petrolera.

La segunda da cuenta de que, según datos del Sistema Integrado de Gestión y Modernización Administrativa (SIGMA), este año la empresa recibió una asignación de 35.215 millones de bolivianos, pero hasta hace dos semanas sólo había logrado ejecutar 40,2 por ciento de su presupuesto.

El dato es por demás elocuente. Confirma lo lejos que está YPFB de la enorme responsabilidad que se le asignó tras la “nacionalización” del sector hidrocarburífero del país. Tenía que haber garantizado las operaciones de comercialización de hidrocarburos, impulsar las conexiones de gas natural y administrar los contratos petroleros y, como es fácil constatar, no fue capaz de hacer nada de eso.

Las causas que condujeron a tan deplorables resultados son por todos conocidas. La principal de ellas es la poco menos que nula capacidad de gestión de quienes se hicieron cargo de YPFB. Un rubro de por sí complejo, que en todo el mundo está a cargo de personal altamente especializado, en nuestro país fue puesto en manos de gente carente de las calificaciones profesionales y de la experiencia necesaria. El problema es de tal magnitud que abarca toda la estructura burocrática del sector.

Empezando por el Ministro de Hidrocarburos y la presidencia de YPFB, pasando por cargos intermedios hasta el personal subalterno, todo está en manos de gente sin ninguna experiencia en el área, cuyo único mérito consiste en la lealtad, lindante con el servilismo, con que desarrollaron sus actividades políticas al servicio del MAS.

Un capitán de Policía en el cargo director distrital de comercialización de carburantes del Oriente en Santa Cruz; una Gerencia de Finanzas asignada a un auditor cuya única experiencia laboral fue haber sido secretario de Hacienda del sindicato de choferes de un barrio paceño y un dirigente campesino nombrado miembro del directorio son sólo algunas de las muchas muestras de la manera como está siendo administrado el sector.

En esas circunstancias, no cabe esperar otra cosa que el descalabro total. Los resultados hasta ahora obtenidos ya son de por sí alarmantes, pero lo son mucho más las perspectivas futuras pues no es difícil prever lo que por ese camino le espera no sólo a YPFB, sino a todo el país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: