La caída de los precios creará huecos millonarios para el TGN en 2009

http://www.energypress.com.bo/Bolivia/3.htm
bolivia3
BOLIVIA
Edición 423 – 24/11/2008
Empresas reciben diez dólares por barril de petróleo producido
Energy Press – La Paz

Un estudio económico-financiero elaborado por el ex Ministro de Hidrocarburos, Mauricio Medinacelli, actualmente, técnico de la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE) con sede en la ciudad de Quito, revela que las empresas productoras de hidrocarburos reciben del Estado 10 dólares por cada barril de petróleo producido. La producción diaria de crudo en nuestro país alcanza aproximadamente 45.000 Bbld, volumen que se ha reducido en aproximadamente 2.000 Bbld entre el 2006 y el 2008.

¿Qué sucede en Bolivia? con los precios vinculados con la producción de petróleo. Medinacelli explica que en nuestro país, el precio referencial del petróleo está congelado en 27.1 dólares por barril (actualmente el costo en el mercado internacional está en 48 dólares); si al precio congelado por el gobierno se le resta la tarifa de transporte (aproximadamente 2 dólares por barril) quedan, digamos, 25 dólares por barril. Luego, si le restamos el 50% por los impuestos y regalías de la Ley de Hidrocarburos Nº 3058 y el 10% del Decreto Supremo llamado de “Nacionalización”, queda el curioso precio de 10 dólares por barril”, dice el experto.

¿Está situación trae beneficios o genera perjuicios para Bolivia? Para Medinacelli, “…nos afecta directamente porque (el país) se autoabastece en gas natural, pero (lastimosamente) no lo hace en petróleo, por ello debemos importar diesel oil. En este sentido, mientras las condiciones económicas en el país no incentiven la exploración de campos petrolíferos (con 10 dólares por barril), la importación de diesel oil continuará incrementándose y, de esta forma, el subsidio al diesel oil…”, señala.

Con la baja de los precios del crudo en el mercado internacional, varios países, entre ellos Venezuela y el Ecuador tendrán problemas serios. Bolivia no será la excepción. Según el ministro de Finanzas, Luis Arce, si el precio del petróleo continúa cayendo, el país se verá obligado “a reducir la inversión pública y el gasto corriente”, a menos que tape la diferencia con dinero del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

El presupuesto para 2009 coloca el valor del barril en 73,5 dólares, y por cada dólar por debajo de ese nivel, el Gobierno deja de ingresar entre 40 y 50 millones de dólares, según Arce. Eso significa que si se mantuviera el precio de 63 dólares de hoy, Bolivia tendría un agujero en sus cuentas de entre 400 y 500 millones de dólares. Está suma ha comenzado a crecer más debido a que el crudo sigue cayendo. En las últimas horas llegó a 48 dólares. ¿Qué hará el gobierno?, es una respuesta que hasta ahora las autoridades que manejan el sector energético no respondieron.

Ante las llamadas de los países de la región, el Banco Mundial ofreció doblar sus préstamos en América Latina, que este año sumaron 5.000 millones de dólares, para ayudarles a pasar la crisis.

Precios internos e nternacionales del petróleo

Otro efecto inmediato de está política hidrocarburífera tiene que ver con los precios para el diesel importado.

Según el ex ministro y de cálculos que hizo el subsidio al diesel oil representa 1/3 de la recaudación total por el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), afectando de sobremanera al Tesoro General de la Nación (TGN), dado que dicha institución sólo recibe una parte (bien pequeña) del IDH, pero financia la totalidad del subsidio.

El precio tiene una única y principal obligación, dar la información correcta, sobre la escasez del producto y los costos de producción, para que de esta forma, tanto consumidores como empresas, tomen la decisión correcta.

Cuando existe precios subsidiados, generalmente existe un exceso de demanda que no tiende a solucionarse en el corto plazo, si a ello se suma que los beneficiarios del producto en cuestión no son, como generalmente sucede, los más pobres, entonces nos encontramos en la peor situación posible, un elevado costo fiscal que beneficia a los menos pobres, dice el consultor.

PRECIOS EN PICADA

El precio internacional del petróleo llegó a 48 dólares por barril. Los altos precios que se registraron en el mercado internacional hasta septiembre pasado, motivaron a la inversión en el área petrolera y no petrolera, por ejemplo, los biocombustibles. ¿Por qué los bio-combustibles? debido a que semejantes precios hicieron atractiva la producción de energías alternativas, de hecho, no es casualidad que en el mundo, aquellas tierras dedicadas a la producción de alimentos ahora se dediquen a la producción de energía, señala Medinacelli.

Los ingresos fiscales que recibe el Estado por la producción de crudo, además de aquellos que esperan las empresas, caerán más en los próximos meses debido a un descenso, en picada, de los precios internacionales del petróleo. Así, los temores a una recesión global que desinfle la demanda de petróleo hundieron aún más el precio de esta materia prima. La cotización del barril del brent, el crudo de referencia en Europa, llegó a cotizar por debajo de los 50 dólares. Al alcanzar los 48,44 dólares, rozó el nivel más bajo desde el mes de mayo de 2005. La caída desde los máximos históricos en que se puso el precio del barril en julio, cuando superó los 147 dólares, es del 67%.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: