Bolivia es la excepción latinoamericana en investigación y producción de biocombustibles

http://www.hoybolivia.com/Noticia.php?IdEdicion=216&IdSeccion=15&IdNoticia=8657

Cainco y el IBCE presentarán libro: biocombustibles sostenibles en Bolivia
08/12/2008 – 13:31:32
SANTA CRUZ

CAINCO e IBCE desarrollarán el II Foro Nacional sobre Biocombustibles Sostenibles en Bolivia en las ciudades de La Paz, Cochabamba, Tarija, Sucre y Santa Cruz de la Sierra, del 10 al 19 de diciembre.

En el evento se presentará el libro “Biocombustibles Sostenibles en Bolivia”, publicación con cuatro estudios importantes sobre la materia. El Coordinador del Proyecto “Estudio de Caso para la Mesa Redonda sobre Biocombustibles Sostenibles”, Juan Carlos Lijerón Rojas, explica los motivos del rezago boliviano en el desarrollo de esta importante fuente de energía

¿Cuándo se inició el Proyecto “Biocombustibles Sostenibles en Bolivia”?

El Proyecto inició en marzo de 2008 con el respaldo de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (CAINCO) y el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE); sin embargo, ya había una actividad directamente vinculada a los biocombustibles desde el 2007. El presente Proyecto viene a reforzar aquella iniciativa ampliando territorialmente la difusión de la información relacionada a los biocombustibles con foros e investigaciones.

¿Cuáles son los objetivos del Proyecto “Biocombustibles Sostenibles”?

El objetivo principal es diseminar la información objetiva sobre este tema, cada vez más importante y de actualidad permanente. Lastimosamente Bolivia se halla ausente de la actividad de producción y uso de este energético. Para decirlo más claramente: Bolivia es la excepción latinoamericana en cuanto programas de investigación y producción de biocombustibles.

El propósito del Proyecto ha sido difundir en los sectores sociales, entre gobiernos departamentales, municipales, universidades, centros de investigación, entidades empresariales gremiales, organismos cívicos y personas particulares en general interesadas en biocombustibles generados con fuentes renovables.

Otro objetivo ha sido la conformación de una Plataforma o Mesa Redonda sobre Biocombustibles Sostenibles, mecanismo que existe otros países y que lo estamos replicando en Bolivia como un espacio de discusión y análisis multidisciplinario sobre energías renovables no contaminantes, desarrolladas sosteniblemente.

En suma, se ha sentado las bases con la difusión de información permanente, la organización de foros departamentales y la participación en reuniones internacionales.

¿Cuál es la situación de los biocombustibles en la región?

Brasil es un referente mundial en materia de investigación y desarrollo de proyectos, especialmente en cuanto a bioetanol. Argentina está comenzando a recibir importantes divisas por la exportación de biodiesel. El biodiesel se ha convertido en una fuente interesante para productores a nivel de autoconsumo para la movilización de maquinaria en el campo, la activación de equipos eléctricos y la refrigeración y conservación de alimentos. Esta opción se está expandiendo de manera notoria.

También existen países que no cuentan con materias primas energéticas, pero están avanzando en alternativas de “segunda generación”. Es el caso de Chile que se ha convertido en el principal fabricante mundial de metanol, componente esencial para la fabricación del biodiesel. En Perú se está realizando inversiones en proyectos importantes bajo el enfoque de reactivación de tierras improductivas.

Paraguay está utilizando biocombustibles para mejorar la calidad de vida por la menor emisión de contaminantes de estas fuentes energéticas.

En Centroamérica, cinco países están trabajando de manera coordinada en el desarrollo de biocombustibles.

Si esa es la situación en la región ¿qué pasa con Bolivia?

El país tiene todas las condiciones, en teoría, para convertirse en un productor y proveedor importante de biocombustibles, pero hasta ahora sólo es una potencialidad.

Bolivia cuenta con disposiciones legales que permiten el desarrollo de biocombustibles, pero la ausencia de reglamentación no ha permitido la ejecución de proyectos. En toda la región se está observando un trabajo coordinado entre el sector público-privado y la sociedad civil. En el caso boliviano esto no sucede por la incertidumbre que se presenta no sólo para el caso de biocombustibles, sino para otras actividades, lo que podrían dejar en suspenso alguna posibilidad de desarrollo. Además, ciertos mitos hacen que no exista una postura a favor de los biocombustibles en el país. Como decía, Bolivia es el gran ausente en materia de biocombustibles.

¿Qué países están liderando la producción de biocombustibles?

En materia de biocombustibles para nadie es desconocido el liderazgo brasileño con el bioetanol obtenido a partir de caña de azúcar. En biodiesel hay proyectos importantes que se están implementando con material primas que no son alimentos.

El bioetanol tiene un uso extendido, en tanto que el biodiesel se halla en una fase de crecimiento. Brasil, a través de PETROBRAS, está incursionando en los biocombustibles, una acción que está siendo emulada por la estatal venezolana PDVSA que está oxigenando su gasolina con la mezcla de etanol brasileño. Argentina se concentra más en biodiesel como fuente ingresos por exportación. Perú ha empezado a desarrollar esta alternativa.

El mercado de los biocombustibles aún no se ha estandarizado y esa es una de las discusiones actuales. Se espera que los principales compradores y consumidores –EEUU, Brasil, China, Alemania, España, Francia e Italia- compatibilicen criterios para contar con normas únicas que faciliten las transacciones internacionales de los biocombustibles como commodity.

Pese al rezago ¿hay oportunidades para Bolivia?

Se puede enfocar de dos maneras. Primero, desde el mercado interno, estamos ante el grave riesgo de sufrir un déficit energético. El petróleo es una de las fuentes principales de energía en Bolivia. Los últimos meses se ha visto situaciones críticas de abastecimiento en principio atribuidas a carencias de gestión, pero en realidad se trata de una crisis energética. Frente a esta realidad, se cuenta con una alternativa del biodiesel, de fuente renovable existente en el país. Es posible desarrollar proyectos de pequeña escala para el área rural y autoconsumo.

Segundo, viendo el mercado externo, la demanda es creciente y permanente como consecuencia del cumplimiento de los compromisos de reducción de las emisiones contaminantes contenidas en el Protocolo de Kyoto y la necesidad de generación de empleos e ingresos. Hay una expansión y la tendencia muestra que “los biocombustibles llegaron para quedarse”. Pese a esta expansión, los biocombustibles continuarán siendo una fuente energética menor, complementaria al petróleo. Así se ha comprendido en el mundo entero.

Menciónenos beneficios directos de la incorporación de biocombustibles

Los biocombustibles son viables como fuente de actividad económica porque supone la creación de una cadena que va desde la producción en el campo, la intermediación, el transporte, la transformación, la obtención del producto y sus derivados, activación de la tierra y la generación de alimentos. La cualidad principal es que se trata de un producto sostenible y gran generador de empleo, a diferencia de la producción de gasolina o diesel a partir de petróleo.

Desde el punto de vista del empleo es importante, porque se puede activar una fuente de ingresos para pequeños productores, la producción requiere la contratación de empleados a lo largo de toda la cadena de valor. Viendo la creciente demanda externa, es una potencial fuente de divisas para el país.

¿Qué regiones tienen una clara vocación para los biocombustibles?

Otra cualidad de esta fuente energética es que la misma se puede implantar en las cuatro macroregiones que conforman Bolivia, aprovechando las materias primas propias de cada uno de nuestros departamentos. Absolutamente todas las regiones tienen condiciones, sólo depende de la decisión de la sociedad, el impulso de tales iniciativas. Desde el Proyecto hemos procurado aportar con la generación de mayor información relativa a las vocaciones productivas departamentales.

En Chuquisaca, por ejemplo, la Universidad Mayor de San Francisco Xavier está muy interesada en desarrollar la investigación de proyectos de biodiesel con materias primas adecuadas a su región. Similares manifestaciones hemos estado recogiendo en otras regiones, siendo que en todas hay condiciones. Dependerá de la organización y la coordinación entre los actores involucrados para que se hagan realidad. El libro “Biocombustibles Sostenibles en Bolivia” que presentamos esta semana toca precisamente las potencialidades de cada región. La población boliviana tiene que saber que no solo se puede hacer biocombustibles en el Oriente, sino también en el Altiplano, el Chaco y los Valles.

Si hay condiciones ¿cómo se explica entonces el rezago?

Toda persona que pretenda realizar alguna actividad con sus recursos, requiere cierta certidumbre sobre el marco normativo. Esto es, la seguridad que pueda ofrecer el Estado a su emprendimiento. Los biocombustibles no son un proceso de corto plazo, pues la obtención de materias primas energéticas en muchos casos implica su siembra a largo plazo. Los países que han tenido éxito en este aspecto cuentan con marcos normativos estables que transcienden las gestiones de gobierno. En el caso boliviano, la carencia de una normativa es evidente, y tendemos a rezagarnos más aún, cuando nos hallamos inmersos en la discusión de una nueva Carta Magna…

Con el precio del petróleo a la baja, hoy más cerca del umbral de los 40 dólares por barril ¿los biocombustibles son aún competitivos?

Los biocombustibles son competitivos y sostenibles en pocos países. Si se estabiliza el barril de petróleo en torno a los 50 dólares, hará que varios productores queden fuera del mercado porque en su estructura de costos la materia prima es muy significativa. Los productores con materias primas energéticamente más eficientes mantendrán su presencia en el mercado. Los que no alcancen ese nivel -productores de algunos países de la Unión Europea y EEUU en la obtención de bioetanol a partir del maíz- seguramente requerirán el respaldo de sus gobiernos. Pero a la vez es una oportunidad para que países como Bolivia puedan convertirse en proveedores competitivos de biocombustibles en un mercado mundial en crecimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: