Escoltan entrega de GLP y acusan a distribuidoras de ocultamiento

http://www.lostiempos.com/noticias/30-12-08/economia.php

DISTRIBUCIÓN | El Superintendente del área dijo que la distribución de GLP se ha normalizado en todo el país

Fila de vecinos por garrafas de GLP en un barrio del norte de la ciudad, ayer. | Noé Portugal

La reguladora acusa a Bill Gas de desviar garrafas

Redacción central

La Superintendencia de Hidrocarburos dispuso ayer la escolta militar para la distribución de Gas Licuado de Petróleo (GLP) ante las persistentes filas para conseguir garrafas y acusó a las distribuidoras de ocultar el producto provocando desabastecimiento.

El superintendente del área, Guillermo Aruquipa, quien se encuentra en la ciudad desde el pasado sábado, admitió ayer, en conferencia de prensa, que se ha sentido la escasez de GLP en todo el país, pero que eso respondió, dijo, más a una actitud negativa por parte de algunas distribuidoras de gas que en lugar de proveer a la población han escondido el producto con fines desconocidos.

Aruquipa informó que en la ciudad de La Paz la reguladora suspendió a seis distribuidoras de GLP tras hallar irregularidades en la comercialización y que gracias a esa operación la venta del producto se normalizó. Mencionó que similares problemas fueron encontrados en Santa Cruz, Tarija y Oruro, ciudades en las que ahora se opera con mayor control y normalidad.

En Cochabamba, el Superintendente inició los controles de venta de GLP, de gasolina y diesel desde su arribo a la ciudad este fin de semana. Aruquipa señaló que él y su personal realizaron una inspección por las empresas distribuidoras y encontraron garrafas escondidas.

Denuncia

Aruquipa denunció públicamente que el pasado sábado hallaron un camión de la empresa Bill Gas que transportaba 110 garrafas con rumbo incierto; actualmente el vehículo y los botellones de GLP se encuentran en instalaciones de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

El Superintendente indicó que estas garrafas eran llevadas probablemente para un proceso de trasvasijado o para el contrabando.

Denunció también que el propietario de dicha empresa, Raúl Fernández, habría intentado, junto a su esposa, sobornarlo y lo habrían buscado y esperado por horas en el hotel donde se encuentra alojado.

Raúl Fernández, propietario de Bill Gas, explicó ayer que el pasado sábado un funcionario de la Superintendencia de Hidrocarburos se constituyó en su empresa y desde ahí dirigió el abastecimiento de gas enviando dos camiones a la zona central y tres a la zona sur, quedando un camión con 110 garrafas en la empresa.

Fernández supo, por unas llamadas, que en la zona cercana a la plaza Cobija, existía una cola larga de gente que requería de gas, entonces solicitó que ese camión, (el que quedó en la empresa) se dirija al lugar a fin de abastecer de GLP a esa zona.

Admitió que esa ubicación no le correspondía, pero que quiso hacer un favor y aclaró también que su contrato contempla llevar los camiones de gas a todas las arterias centrales y vender zona por zona al cliente, mejor si es en la misma puerta de su domicilio.

Sin embargo, la Superintendencia dispuso lugares fijos para la distribución, obligando así a la población a desplazarse de un lugar a otro en busca de una garrafa e invirtiendo en el transporte, aparte del costo del combustible.

DEMANDA

La Superintendente informó que la ciudad de Cochabamba consume a diario 8 mil garrafas de GLP y sumando el consumo de las provincias la cifra sube a 15 mil garrafas.

Sin embargo, las celebraciones de fin de año, indicó, incrementan el consumo hasta 22 mil garrafas por día en todo el departamento.

Conseguir garrafas, un calvario

María Rendón vive en la zona central y recorrió ayer varias zonas en busca de GLP. Ella, al igual que otras amas de casa y compradores, logró comprar su garrafa de la distribuidora Pronto Gas que se encuentra ubicada sobre la carretera a Sacaba, al otro extremo de su domicilio.

Estela Terrazas, propietaria de una distribuidora de GLP, explicó que mucha gente que proviene de otras zonas ruega por el producto y se queda en las puertas de su negocio con el fin de hallar gas; también dijo que la demanda del combustible es generalmente mayor por estas fechas.

El propietario de Bill Gas, Raúl Fernández, indicó que existe un cupo determinado de distribución por día al departamento; sin embargo, dijo, Yacimientos no distribuye ese cupo los feriados y los fines de semana, por lo que la demanda se incrementa.

Aclaró que YPFB trabajó este pasado domingo, pero que no lo habría hecho los anteriores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: