Ahora peligra la producción de GLP y gasolina

http://www.la-razon.com/versiones/20090109_006602/nota_249_743467.htm

Los analistas sostienen que el país pasa por una situación complicada, porque debe decidir si quemará el gas que no exporta, para rescatar los líquidos y, de este modo, abastecer el mercado interno, o cerrar válvulas.
• LARGAS FILAS • La imagen de archivo muestra a vehículos que hacen fila para comprar gasolina, que en el último tiempo empezó a escasear, así como el diesel en el oriente del país.

La actual reducción de la demanda de gas natural boliviano por parte del mercado brasileño —de 30 a 20 millones de metros cúbicos diarios (MMmcd), que puede prolongarse por los siguientes tres meses— afectará al mercado interno con una reducción del 10% en la oferta de GLP, gasolina, diesel y jet fuel, si las autoridades del país no consiguen compradores alternativos, informaron fuentes cercanas a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

Esta situación complica al mercado interno, que actualmente tiene un frágil equilibrio entre la oferta y la demanda de Gas Licuado de Petróleo (GLP), gasolina y un importante déficit en el caso del diesel oil. El problema se presentaría porque el 25 por ciento de líquidos que son procesados en las refinerías, vienen acompañando al gas natural que se produce en el país.

“El efecto sería de 5% en el procesamiento en las refinerías y otro tanto en la extracción de los campos, en el caso del GLP; lo mismo sucederá con otros combustibles”, subrayó la fuente.

Ahora, con la decisión de Brasil de reducir su pedido de 30 MMmcd a menos de 20 MMmcd, Bolivia está en la disyuntiva de quemar el gas para rescatar los líquidos y abastecer al mercado interno (que tendría un alto costo), o dejar de producir gas (cerrar la válvula de algunos campos), generando un déficit de abastecimiento de combustibles en el mercado interno, que perjudicaría al agro, al transporte y al consumo doméstico, entre otros, explicó uno de los informantes.

“Las salidas que tiene Bolivia son encontrar otros mercados para acomodar 11 MMmcd o importar carburantes (GLP, gasolina y diesel) para satisfacer la demanda interna que en el último tiempo reclama atención”, dijo.

Por su parte el ex superintendente de Hidrocarburos Hugo de la Fuente señaló que se trata de un problema complejo, debido a que en Bolivia parte de los líquidos van asociados al gas natural.

“Nosotros (Bolivia) en este momento tenemos una baja en el volumen de producción de crudo, nuestra producción no excede los 45 mil barriles día (…) y si dejamos de exportar gas, cada millón de metro cúbico nos da más o menos mil barriles de crudo; entonces si reduciríamos 10 MMmcd de gas a nuestra producción, sería rebajar más o menos 10 mil barriles de la producción de crudo. Eso significa que el país quedaría con 35 mil barriles, es decir, generaríamos un terrible caos en el tema de la producción de gasolina, GLP y diesel para el mercado interno”, dijo.

COMPLICACIONES

Reinyectar • Para no perder el gas y producir líquidos, el país podría reinyectar el gas extraído, sin embargo esta alternativa es bastante costosa y toma mucho tiempo.

Heroico • Hugo La Fuente dice que el país puede tomar una decisión heroica y reducir el precio del gas el primer trimestre para hacerlo competitivo y que Brasil lo pueda comprar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: