El sector eléctrico con avances y retrocesos

Anuario 2008
05/01/2009

http://www.energypress.com.bo/Anuario2008/8.htm

A lo largo de esta década, el sector eléctrico experimentó avances como la llegada de empresas extranjeras para ser parte del desarrollo de proyectos. Por otro lado, se está empezando a vivir una situación crítica con el posible racionamiento de energía para lo cual se plantean diversas alternativas.

Las inversiones y proyectos realizados en esta última década en el sector eléctrico han dado como resultado la expansión del servicio hacia diversos sectores del país.

Germán Antelo, presidente de la Cooperativa Rural de Electrificación (CRE), menciona que “los proyectos realizados han sido acorde al crecimiento de la demanda, tanto en las etapas de generación como en las de transporte y distribución, entre los más importantes están en Generación, las ampliaciones de Guaracachi, Valle Hermoso y Bulo Bulo, el proyecto Hidroeléctrica Boliviana y las ampliaciones de Corani; en Transporte, las ampliaciones de la TDE y los nuevos proyectos de ISA; en Distribución, la ampliaciones de redes de CRE, Electropaz, ELFEC, ELFEO, CESSA y SEPSA”.

Por otro lado, en la presentación del 2do. Foro Internacional de la Energía: EXPOENERGÍA 2008 “Integración y Seguridad Energética en una Bolivia Autonómica” organizado por la CRE, el Instituto de la Energía para el Desarrollo y la Fundación Amérida, Antelo expuso datos sobre el crecimiento de la cobertura eléctrica en Bolivia, donde se demuestró que en 1997 esta llegaba cerca del 50% y en 2006 alcanzó casi el 70%, ubicándose en el antepenúltimo lugar entre los países de América Latina y Centro América (figura 1).

RESTROSPECTIVA

Haciendo una retrospectiva, muchas de las empresas extranjeras que llegaron a Bolivia se establecieron para iniciar operaciones en el sector y ahora son parte importante en el desarrollo de sus actividades.

Fabio Sarmiento, vicepresidente ejecutivo de TDE, explica que “la Transportadora de Electricidad (TDE) fue fundada el 17 de julio de 1997, después del proceso de privatización en el que fue adquirida por la empresa española Unión Fenosa. Cinco años más tarde, en julio de 2002, se realizó una nueva transacción en la cual la empresa fue adquirida por el grupo Red Eléctrica de España”, así la empresa cumplirá once años de trabajo en Bolivia.

Por su parte, Germán Ortiz, gerente general de ISA Bolivia, menciona que “esta se constituyó como empresa en el año 2003, cuando ganó la licitación abierta por el Gobierno Boliviano para la expansión del Sistema Troncal de Interconexión – STI. Sus activos productivos entraron en operación comercial en septiembre de 2005 y a través de estos años se ha continuado con proyectos de ampliación, permitiendo la entrada a nuevos agentes del mercado y mejorando la confiabilidad del sistema”.

Esta es una muestra que el aumento en la actividad del rubro eléctrico, despertó el interés de empresas extranjeras para invertir y establecerse en Bolivia.

Asimismo, José Antonio Ramírez Murillo, gerente general de la Compañía Boliviana de Energía Eléctrica (COBEE), explica que las inversiones más importantes en el sector eléctrico se dieron lugar entre los años 2000 y 2004, “donde se produjo una sobreoferta en el sector de generación que a su vez se tradujo en un precio de energía eléctrica que está dentro de los menores del continente”, factor que incentivó a las empresas del exterior.

RACIONAMIENTO

En los últimos años, una de las principales preocupaciones dentro del ámbito eléctrico es la provisión de energía tanto a nivel mundial, nacional e incluso local. Al respecto, Antelo afirma que “lamentablemente no ha existido una política clara de incentivo a las inversiones para la generación por lo que hoy el país se ve enfrentado ante el fantasma del racionamiento energético”, para enfrentar esta situación, se plantean varias alternativas para no sufrir este riesgo.

Una opción es la energía hidroeléctrica, según datos expuestos en la presentación del 2do. Foro Internacional de la Energía: EXPOENERGÍA 2008, muchos de los países Sudamericanos pueden generar este tipo de energía, entre ellos está Brasil con una capacidad instalada de 67,791 MW, con un potencial de 260,000 MW; Venezuela con 12,491 MW y un potencial de 46,000 MW; en tercer lugar está Argentina con 9,782 y un potencial de 44,500MW.

En el caso de Bolivia, su capacidad instalada es de 479 MW, tiene un potencial de 190.000 MW, esto significa que a nivel Sudamérica, Bolivia tiene un potencial hidroeléctrico del 25% y a nivel mundial un 5.7%.

Otra opción para la generación de energía es el uso del residuo o bagazo de caña de azúcar como combustible. La CRE indica que el país tiene 11.5 millones de hectáreas de superficie apta para la producción agrícola de caña con lo cual se podría llegar a generar 7,000 MW, superando a la demanda nacional que llega cerca de los 2,000 MW.

También está la energía eólica o generada por el viento, en este caso, CRE se basa en datos recopilados por PROPER para demostrar que se podría generar 35.040 MHh/año.

Finalmente, Antelo concluye que “la crisis de inversión repercute en el cumplimiento de contratos de exportación que, a mediano plazo, pondrán en riesgo la sostenibilidad de precios en el mercado interno. Crecimiento extraordinario del consumo de energía en el mercado interno también nos lleva a un incremento del desbalance oferta/demanda”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: