El Sí y la nacionalización de Chaco

http://www.lostiempos.com/noticias/28-01-09/28_01_09_pv6.php

PLUS ULTRA
Por: José guillermo tórrez G. O.

El 80 por ciento del petróleo y el gas que existen en nuestro planeta están en poder de los Estados; sin embargo, es curioso que ninguno de éstos puede prescindir de las transnacionales del petróleo, quienes detentan modernas tecnologías, capitales para inversiones, métodos, administración, etc., para cada una de las ramas y sectores de la industria petrolera.

Un caso especial que es preciso destacar es el de Petrobras, que siendo una empresa estatal brasileña, en los tantos proyectos que tiene, se asocia con otras petroleras con el mismo fin de cualquier otra transnacional, compitiendo con ellas de manera interesante y con patentes propias de tecnologías de punta, como son los proyectos de exploración y explotación del petróleo desde plataformas marinas. Lo que sí es cierto es que, a pesar de todo ello y, aprovechando seguramente el bajo precio del crudo, tendrá como objetivo primordial el de recuperar un paquete accionario que tuvo que vender en el pasado en la Bolsa de Valores.

La caída del precio internacional del petróleo, a un promedio de entre 35 a 40 dólares el barril, ha hecho que, por citar un ejemplo, el presidente Gadafi de Libia, comunique a Repsol que podría nacionalizar activos en Libia. El mismo reconoció, el viernes 23 de enero, que el tema tendiente a nacionalizar las filiales extranjeras se lo estaba estudiando, además de asegurar que es “posible” que no pueda cumplir con el recorte de la producción acordado en diciembre por la OPEP como respuesta al descenso del precio del crudo; éste también sería el motivo apuntado por Gadafi para justificar la nacionalización de activos. Una de las compañías más afectadas por este anuncio sería la hispano-argentina Repsol-YPF, una de las mayores privadas de ese país. De todos modos, la compañía española restó importancia a la amenaza, entre otros motivos, porque sus relaciones con las autoridades de Trípoli son “excelentes”. Ahora, con la crisis internacional y la caída del consumo, que ha desplomado el precio de las materias primas, el mensaje fue que el petróleo debería estar en manos de compañías nacionales o del sector público en este momento, con el objetivo de controlar los precios y la producción del petróleo, o por lo menos detenerla, con la esperanza de volver a cotizar en la franja de los 100 dólares por barril.

En nuestro medio, la nacionalización de los activos de Chaco SAM, el viernes 23 de enero, nada tiene que ver con las variables que se citan, pues ninguna “nacionalización” en Bolivia ha sido gratis, es más, siempre se tuvo que pagar más de lo debido. Llega al extremo que para estas compañías, las medidas por efectos de la globalización terminan por ser negocios rentables, pues cobran por encima de lo que corresponde y dan servicios tecnológicos y otros a precios muy superiores de aquellos que ejecutan cuando se encuadran en contratos de explotación y beneficio.

Por el contrario, a nombre de la dignidad nacional y recuperar lo que siempre ha sido nuestro, caemos en la demagogia, convirtiendo un tema de tanta importancia en una recurrente jugada electoralista por conquistar más votos por el Sí para aprobar la nueva Constitución.

El autor es ingeniero geólogo y administrador de empresas.
jgtorrez@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: