Surgen críticas por gobierno corporativo de Enap bajo la administración de ex gerente

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=59107

Jueves, 29 de Enero de 2009
Economía y Negocios, El Mercurio
PILAR MOLINA A.

Los directores del mundo privado, minoría en el holding estatal, expresaron en 2008 sus reparos a la forma en que Enrique Dávila conducía la empresa y denunciaron irregularidades en los nombramientos sin que hubiera rectificaciones, aseguran fuentes cercanas a la empresa petrolera.

No se sabe bien qué es la petrolera estatal Enap, ni a quién responde. En 1991 inició su internacionalización y explora y produce con éxito en Argentina, Ecuador y Egipto, y en Perú y Ecuador además distribuye los excedentes de gasolina que produce acá.

También hace joint ventures con privados, como en Lagos Mercedes, donde la multinacional Whiteshall deberá entregarle un informe en abril indicándole si es rentable extraer el gas 4.500 metros abajo.

Hacienda le pasa la cuenta a su gerente general cuando hay pérdidas siderales, como ocurrió con Enrique Dávila, a quien le pidió la renuncia.

Pero el ministro de Minería, Santiago González, que preside el directorio, sabía los volúmenes de crudo que estaba comprando Enap y, por tanto, podía anticipar la catástrofe si continuaba desplomándose el precio, como ocurrió a partir del segundo semestre de 2008. Enap tendría que vender a un tercio del valor al que había comprado.

A pesar de los casi mil millones de dólares que habría perdido la refinería en 2008, se asegura que es una compañía mucho más técnica que Codelco; que el 99% son profesionales y técnicos, que ningún director tiene operaciones relacionadas con empresas suyas, que varios gerentes han sido designados por head hunters y que está sometida a la Superintendencia de Valores y Seguros, para poder emitir bonos.

Poder total
Pero conocedores también critican al ex gerente general. Tenía muchos poderes, dicen, y le fue quitando decisión al directorio en todas las materias. ¿Cómo? Con la venia del ministro y la mayoría de sus miembros, que se cuadran contra los únicos 3 que no responden al oficialismo, sino que los designa el Instituto de Ingenieros, Sonami y Sofofa.

En la administración de Dávila, cuentan, hubo serios reparos e incluso renuncias de los directores institucionales, sin resultados. Uno de los actuales (Ramón Jara, de Sonami) habría renunciado a la dieta y asiste a muy pocas reuniones, aseguran.

El comité de auditoría del holding habría elaborado el año pasado un informe con irregularidades en nombramientos que fue visto en una sesión extraordinaria del directorio. Uno de los casos que contenía era el de Paula Hidalgo, ingeniero comercial de la U. Católica, quien hizo una meteórica carrera. De tomar las actas del directorio pasó a gerente comercial en febrero de 2007, con uno de los sueldos más altos de la compañía. En la investigación afloró que Dávila la había nombrado secretaria general antes de ascenderla a gerenta, a pesar de que ese cargo había sido suprimido por el directorio.

La ejecutiva fue removida esta semana de su cargo por el nuevo gerente general de la estatal, Rodrigo Azócar, quien situó como nuevo gerente comercial a Gastón Ramos.

Aunque ningún director quiere hablar -se lo dejan al ministro de Minería y presidente del directorio-, conocedores de la petrolera dicen que el peor problema se producía en la filial Refinerías, donde nadie tiene poderes para controlar los altos costos comparados con otras firmas.

Uno de sus 8 miembros es un ex intendente PS de Valparaíso (Gabriel Aldoney), otra es la ex directora PPD del Registro Civil (Berta Belmar); un tercero es un alto directivo del PRSD (Pedro Neira); un cuarto, que es además el gerente de planeamiento y gestión, es un “comunicador social” (el PPD Guillermo del Valle) y así, un quinto, representa a los trabajadores. Los restantes son funcionarios de Enap, uno de ellos, la misma Paula Hidalgo.

Expertos en petróleo que puedan liderar la gestión no hay, resume un conocedor de esa realidad, sin perjuicio de que otros funcionarios que dejan el cargo de prensa en La Moneda o la subsecretaría del Trabajo (Marta Hansen y Yerko Ljúbetic) también aterrizan como asesores o cabeza del servicio jurídico en el holding.

Quienes conocen al nuevo gerente general, el ingeniero Rodrigo Azócar, señalan que no se le puede pedir que en un año cambie el gobierno corporativo y saque los ministros del directorio del holding y filiales, lo cual objeta la OCDE. Pero cuentan que ya está revisando la plana ejecutiva y, de hecho, ya hizo cambios.

Confían en que habrá un cambio en la gestión, porque en sus 9 años en el Metro y los 7 meses que alcanzó a estar en el SEP demostró que sabe administrar en función de los intereses de la empresa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: