Santos Ramírez niega corrupción y Evo cree que son calumnias

http://www.lostiempos.com/noticias/31-01-09/31_01_09_nac10.php

ATRACO | Cuatro implicados en el atraco y asesinato del empresario tarijeño Jorge O’Connor D’Arlach fueron enviados ayer a la cárcel. Surgen nuevos elementos sobre presuntas irregularidades en la contratación de Catler Uniservice

El vehículo presuntamente utilizado por los atracadores, hallado ayer por la Policía. | Franz Chavez

El Deber y Agencias

El presidente Evo Morales afirmó ayer que la denuncia de corrupción contra el presidente de la petrolera estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Santos Ramírez, “siente que es una calumnia” de la oposición, mientras Ramírez negó supuesto soborno y rechazó que la estatal petrolera que dirige haya sido objeto de un fraude de parte de Catler Uniservice.

Asimismo, el principal ejecutivo de YPFB rechazó tener algún tipo de vínculo familiar con los hermanos Córdova, presuntos autores intelectuales del atraco de casi medio millón de dólares y asesinato del presidente de la empresa Catler Uniservice, el empresario tarijeño Jorge O”Connor D”Arlach.

“Yo siento (…) que es otra calumnia de algunos opositores”, sostuvo el mandatario a los medios en Tarija en alusión a los pedidos de destitución de Ramírez y agregó, no obstante, “que nadie finalmente puede dar su cabeza por nadie” y que el caso debe ser investigado.

El presidente de YPFB fue acusado por opositores de formar parte de un presunto caso de corrupción destapado tras el asesinato esta semana del empresario O”Connor D”Arlach, que tenía negocios con la petrolera, por más de 86 millones de dólares.

En conferencia de prensa ofrecida ayer a mediodía, Ramírez no hizo referencia a los 450 mil dólares arrebatados a Jorge O”Connor la mañana del martes 17, cuando fue asesinado. Se limitó a negar las denuncias que hablan de un supuesto soborno por ese contrato y rechazó que la estatal petrolera que dirige haya sido objeto de un fraude de parte de Catler Uniservice, sin embargo en sus explicaciones incurrió en contradicciones

Una obra grande

YPFB puso en manos de una empresa pequeña, producto de una sociedad accidental, la construcción de un “gigante” de procesamiento de gas. La estatal petrolera le adjudicó a Catler Uniservice la construcción y puesta en funcionamiento de la planta procesadora de líquidos de Río Grande, un proyecto al que Bolivia apostó el futuro de la provisión de gas licuado e incluso la exportación de excedentes de la próxima década.

Según los datos de la Superintendencia de Empresas, Uniservice tiene personería jurídica tramitada en Bolivia, pero el asiento legal de Catler corresponde a Panamá. Ambas inscribieron una empresa de responsabilidad limitada Catler-Uniservice en Fundempresa dos meses después de la firma del contrato con Santos Ramírez, presidente de YPFB.

Pese a que se adjudicó una obra por $us 86,35 millones, la nueva empresa declaró un capital de Bs 50.000 ($us 7.000). Esto provocó problemas para que Catler Uniservice no pudiera conseguir las boletas de garantías del sistema bancario nacional, lo que demoró el desembolso.

Según una nota de ANF fechada el 15 de julio, el primer desembolso equivalente al 20% del total del contrato, debió ser efectuado hasta agosto de 2008.

Sin embargo, la orden de proceder a construir la planta, recién se dio entre el 19 y 20 de enero del presente año. Así lo aseguran empresas del ramo asentadas en Santa Cruz. Esto propició el desembolso de $us 20 millones, $us 15 millones para la que está construyendo la planta y 4,5 millones a la cuenta de Uniservice en Banco Unión. De ahí retiró Jorge O´Connor D´Arlach los $us 450.000 que llevaba consigo cuando fue asesinado en La Paz, el pasado lunes.

Este monto, supuestamente, estaba destinado al pago del “diezmo” o soborno para Ramírez a través de su cuñado.

El viceministro de Desarrollo Energético, Misael Jemio, a la pregunta de por qué ganó Catler frente a una gigante como Hanover, la otra empresa postulante, aseguró que la propuesta económica de Hanover Exterran fue ligeramente menor a la de Catler, pero su planta producía un 25% menos (GLP y gasolina) que la de su competidora. Esa diferencia gravitó para que Catler gane. “La razón fue la ventaja o beneficio económico para el país. Mientras la una (Hanover) ofrecía producir 270 toneladas, la otra (Catler), 360. Esa diferencia equivale a unas 35 mil toneladas al año, si nosotros importáramos ese volumen eran más de $us 35 millones. Era demasiada la diferencia de dinero”, afirmó Gemio.

Sin embargo, Hanover Exterran es uno de los consorcios más grandes del mundo en el ramo, con 10.700 empleados y presencia en 30 países, además de ser una empresa legalmente constituida y con experiencia en Bolivia. Tiene como clientes a empresas como Repsol YPF, Petrobras, Oxy, Pluspetrol, Tecpetrol, Camuzzi, Chevron, Apache, Pan American Energy, entre otras compañías. Dentro de Latinoamérica se destacan sus operaciones en Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Colombia, México, Perú y Trinidad y Tobago y Venezuela.

El azar facilitó esclarecer el atraco

Una casualidad facilitó a la Policía esclarecer el asesinato de Jorge O”Connor D”Arlach Taborga, pues uno de los presuntos autores del crimen y su esposa estuvieron a punto de chocar con una patrulla policial en Cochabamba y al ser detenidos se encontró parte del botín.

La mañana del martes 27, al menos cinco atracadores robaron 450 mil dólares y uno de ellos asesinó con un disparo a O”Connor. En menos de 48 horas, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) detuvo a cuatro implicados y aclaró el caso.

Sandra Verónica Mamani Quispe, su marido Rufino Rodríguez Coca y Franz Michael Rodríguez Caero fueron detenidos en Cochabamba, mientras que Ernesto Córdoba Santiváñez era aprehendido en La Paz.

Ya en la Felcc, Rodríguez confesó que Ernesto Córdoba contrató a él y a otras personas para cometer el atraco, que fue planificado junto a Luis Fernando Córdoba.

Ayer, un juez ordenó la detención preventiva de Rodríguez Coca, Franz Rodríguez y Ernesto Córdoba en la cárcel de San Pedro, y de Sandra Mamani en Obrajes. El mandamiento es válido para los prófugos Yerko Soto Camacho y Ariel Carlos Montaño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: